FLM

HISTORIA

PRODUCCIÓN

NUESTRO EQUIPO

CONTÁCTO

ENLACES

 

 
   

HISTORIA

 

     En los años de 30 del siglo XX, Nikola Stankovic, el descendiente de una antigua familia belgradense, graduó en la Facultad de Técnica y empezó a trabajar en el departamento de la producción militar en la "Fábrica de vagones, máquinas y puentes" en Slavonski Brod. En esa época, el ejército empezaba a ceder la parte de la fabricación de armas, artefactos y munición al sector privado debido a sobrecarga de las capacidades en las fábricas estatales.  Eso sirvió a Stankovic como una gran oportunidad para independizarse. Durante el año 1935, Stankovic compró los cuarteles viejos en Visegrad, registró en Sarajevo su propia empresa “Višegradska industrija inž.Stanković AD” (abreviado –“VISTAD”) y empezó con la producción de las espoletas y otros artefactos. El 11 de abril de 1935 el Ministerio del Ejército del Reino yugoslavo firmó el contrato  con la empresa francesa “Edgar Brandt”sobre la compra de la licencia para la fabricación de los morteros 81 mm Stokes-Brandto M31.  La línea de montaje de estos morteros debió ser establecida en la fábrica militar "VTZ" de Kragujevac mientras el contrato correspondiente a la producción de minas y espoletas tuvo que ser cedido a una empresa privada. Ansioso de conseguir este rentoso negocio Stankovic decidió abrir una nueva fábrica en el lugar más conveniente, con mejores comunicaciones y situada más cerca al centro del complejo militar en Kragujevac. Durante el verano del 1937, en la localidad de Dabica polje en Valjevo, Stankovic colocó la piedra fundamental del sucursal de la empresa materna de Visegrad. Las nuevas instalaciones fueron equipadas con las máquinas modernas procedentes desde Alemania (“Chr. Majer”, Tübingen a/Neckar, Baden-Württenberg) y desde Checoslovaquia ( “Wlaschiner Maschinenfabrik GmbH", Prag).  El 16 de diciembre de 1938, la comisión competente de los Ministerios del  Ejército, la Marina, el Comercio y la Industria de Belgrado, el ayuntamiento de Valjevo y el gobierno de la provincia Drinska de Sarajevo respectivamente, decidió que esta nueva fábrica cumpliera con todas las normas legislativas y técnicas. A base del documento  de la administración Real del gobierno de Sarajevo con la fecha del 19 de diciembre de 1938, la Sección de industria y artesanía del Ministerio de comercio e industria, el 22 de febrero de 1939 , dio la aprobación que la firma “Višegradska industrija inž.Stanković A.D” pudiera producir las espoletas en el taller VISTAD en Valjevu-Krušik. A partir de ese momento, Valjevo se convirtió en el monopolista de la fabricación de las espoletas No. 8.

Gracias al tomar a su cargo la fabricación de las minas para los morteros 81 mm, VISTAD también entró en el mercado civil. De hecho, como la carga básica para las minas habían sido utilizados los cartuchos de caza "blank"de calibre 12 con el piston Gevelot y con 8 g de balistita. Con la ayuda de los expertos de la FOMU de Uzice, Stankovic estableció en Valjevo la línea para la producción de la carga básica. Los elementos de la carga para los morteros, fueron utilizados para la inauguración de la fabricación del cartucho de caza.

Ya que el 1941 la fábrica de Visegrad se encontró en el territorio del por aquel entonces recién establecido  Estado Independiente de Croacia (NDH), todas las máquinas fueron trasladadas a Valjevo, con el consentimiento alemán,  mientras el nombre del concerno fue cambiado en “Valjevska industrija inž.Stankovića A.D”. Gracias a los esfuerzos de Stankovic, la producción de las espoletas, las partes para automóviles y carros y las herramientas agrícolas, aunque bastante reducida, prácticamente no paró a lo largo de la ocupación. Por eso, tras la liberación de Valjevo, el VISTAD.  fue prácticamente la única empresa del anterior complejo militar que resultó haber sido capaz de seguir fabricando para las necesidades del Ejército de la nueva Yugoslavia. Sólo hasta el 30 de marzo de 1945, el VISTAD suministró al Ejército  unos 200.000 de las granadas de mano M.38, M.38/45 y M.45.

A causa del manejo planificado de la producción militar, el 20 de junio de 1945 la Presidencia del Consejo de ministros de la Democrática Federal Yugoslavia tomó la decisión de poner a 11 fábricas bajo el control directo del Ministerio de la defensa popular, entre las cuales estuvo el Vistad de Valjevo.  Conforme a eso, el 10 de julio de 1945 el nombre de la empresa fue cambiado en el "VTZ Valjevo". A partir del 23 de enero de 1948, la fábrica obtuvo nuevo nombre - "Krusik".

Merced  a la mano de obra muy hábil y a las capacidades conservadas o renovadas, el Krusik no tardó en convertirse en una de las empresas líder del complejo militar.  Al haber encajado exitosamente en los programas "of shore", el Krusik empezó a venir conquistando el mercado extranjero. Fue muy importante que el Krusik se adaptó sin muchos problemas a las empeoradas condiciones del mercado que llegaron como la consecuencia del reducido volumen de la producción militar. Desde el medio de los años de 50, empieza el desarrollo de la producción y la expansión de la gama de artículos destinados para el mercado civil. Después de la guerra, el Krusik tampoco abandonó la fabricación de la munición de caza cuya confirmada calidad posibilitó la conquista no sólo el mercado local sino también el mercado foráneo.

El 1993 la Compañía Holding Krusik toma la decisión de fundar una particular  Sociedad anónima dentro de su sistema bajo el nombre " Krusik - Fábrica de la munición de caza".  La base del programa de producción de la Sociedad hacen la munición de caza de perdigones, varios complementos en la producción militar y los artículos para la protección químico-técnica. La dilatada experiencia de los empleados en los trabajos de la industria militar, con destacada disciplina tecnológica, contribuye a una permanente conquista de los productos nuevos. La segunda parte de los años de 90 ha sido marcada por la expansión en el desarrollo y la ampliación de la gama de la munición de caza. Hasta el fin del siglo pasado, la "Krusik - FLM" fabricaba 22 tipos de cartucho en calibre 12, 6 tipos en calibre 16, 3 tipos en calibre 20, 1 tipo en calibre 28 y 7 tipos de la munición del uso especial. Además, la empresa desarrolló el otro programa de los productos tanto de papel como de la protección químico-tecnológica.

 El 1999, precisamente en el año de la celebración de su 60° aniversario, Krusik vivió una gran destrucción durante la agresión de la OTAN sobre la República Federal de Yugoslavia. La Fábrica de la munición de caza (FL) se quedó sin 80% de su infraestructura. Sin embargo, los empleados en la FLM lograron a
revitalizar  el único objeto que restó para la producción y en sólo un mes tras la finalización de la agresión, renovaron la fabricación la que ya hasta el fin de 1999 volvió a ser completa. 

 En la actualidad, el Krusik es el único fabricante serbio de la munición de caza el que por detrás de si tiene una tradición de seis décadas  y 55 años de experiencia en la producción serial de este artículo, hecho que por si mismo garantiza su gran calidad. La  Fábrica de la munición de caza, S.A., dispone de 58 máquinas para la producción de las que las más importantes son de Mayer y Ramba. Además,  la empresa tiene 60 empleados y una muy bien organizada la estación de investigación como el artífice  del permanente desarrollo. La FLM sigue siendo el líder indiscutible  en el mercado yugoslavo de la munición de caza. Eso quiere decir que la FLM distribuye la mitad de su producción total   en el mercado doméstico mientras el resto  es determinado para la exportación y  la industria militar.  

El  eslogan  de los empleados en la "Krusik - Fábrica de la munición de caza" es tradición y calidad. La parte de la gama de productos es presentada por este catálogo.

  

mapa de la página                                                                                 2.